UN TERMINO POLÉMICO: CULTURA.

Arqueología, Antropología y el concepto de cultura de Patty Jo Watson es un documento muy interesante para entender la relación existente entre estos tres términos y lo polémico que ha resultado definirlos.  Analizar los autores que pretenden definirlos es de gran importancia para construir nuestras propias definiciones o por lo menos adherirnos a alguna y asi desarrollar los trabajos etnograficos con base a una teoria. Con el ánimo de exponerles este documento les compartimos este ensayo.

Patty Jo Watson es una profesora emérita, ha sido pionera en investigaciones sobre los orígenes de la agricultura, la etnoarqueologia, arqueología y la epistemología;  a través de su experiencia se ha topado con dificultades en definir realmente la arqueología y la antropología y el valor real de la cultura con sus acepciones y aplicaciones en estos campos. Watson considera que la cultura ha sido determinante en la antropología desde su formación como disciplina; su relación ha sido de suma importancia para debatir y encontrar falencias en la determinación que hacen otros estudiosos al valor de la cultura en la antropología y la arqueología.

¿Cómo definir la cultura con la perspectiva antropológica y arqueológica siendo estas dos disciplinas, aunque relacionadas diferentes entre sí? 

Siendo estudiante graduada de la Universidad de Chicago, Watson se dio cuenta que el concepto Antropológico de Cultura que había encontrado en la academia se desvanecía ante  las concepciones que surgían en la época y de fuentes muy importantes. E.B Taylor[1] fue uno de los antropólogos que lleno su expectativa en cuanto al concepto de cultura, Taylor elevó a la cultura como materia de estudio sistemático y quien la definió de esta manera en Primitive Culture:

“…aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre. La situación de la cultura en las diversas sociedades de la especie humana, en la medida en que puede ser investigada según principios generales, es un objeto apto para el estudio de las leyes del pensamiento y la acción del hombre.”

Watson se adhirió a la concepción de cultura de E.B Taylor desde la perspectiva de Robert Redfield[2] por considerarla más clara para los estudiantes:

Cultura es un cuerpo organizado de maneras de entender  convencionales, que se manifiesta en el arte y los artefactos los cuales, al persistir en la tradición, caracterizan a un grupo humano”

La definición de Redfield nos acerca a la antropología Cultural como la conocemos actualmente por hacer alusión a la existencia de arte y artefactos siendo estos de suma importancia para los arqueólogos.

El concepto de cultura en el contexto antropológico, arqueológico y hasta etnográfico tiene dificultades; como asevera Flannery[3] se ha perdido el concepto integrador de la cultura en la etnología y teme por las consecuencias que esto trae a la arqueología, después de muchos años de estudio en estos campos aun se utiliza la cultura sin tener una definición explicita.  Borofsky[4] citado por Patty Jo Watson considera que el acercamiento de cultura a “lo cultural” va desde aproximaciones a lo lingüístico, cognitivo y psicológico, y el uso de de trabajos referentes a lo político, histórico y al trabajo investigativo empírico o metodológico en ciencias Naturales y Humanas es de mucha importancia para tener un acercamiento a la cultura particularmente.

Precedentemente, el termino cultura fue por primera utilizado para ser aplicado a sitios donde existían artefactos que podían distinguirse de forma particular. Trigger[5] razonaba una “cultura” como una entidad Geográfica y criticaba a que los arqueólogos americanistas de los 30’s y 40’s por no prestarle atención al comportamiento humano, su funcionalidad, la ecología… así mismo Walter Taylor[6]  criticó a la arqueología americana. Construyo una visión de la cultura compuesta en sentido Holístico donde distinguía los fenómenos culturales de los naturales (Cultura) y partitivo  en el sentido que la palabra cultura indica una fracción[7] en la totalidad de la Cultura Humana, una cultura (culturas). W. Taylor determino que la cultura es un fenómeno mental y no debe hallarse en los objetos materiales o el comportamiento que se observa y el contenido cultural es acumulativo formando así la herencia cultural. Para él los artefactos y la arquitectura son el resultado de comportamientos que resultan de la mente; “La cultura (el fenómeno de primer orden) es inobservable e inmaterial”. El comportamiento que resulta de la actividad mental (fenómeno de segundo orden) es observable, los fenómenos de tercer orden que resultan de tal comportamiento nos llevan a los artefactos, la arquitectura y otros que al final corresponden al registro arqueológico. En contraposición aparece Kroeber quien discurre que lo material y el conjunto de objetos son parte de la cultura así como las ideas y las costumbres. Para Patty Jo Watson, aun cuando Kroeber cree pensar diferente su definición se acerca bastante a la de E.B Taylor. Al parecer puntualizar el concepto de Cultura es una tarea difícil por cuanto en ocasiones parece excluyente y otras veces parece abarcar más de la cuenta. En el sentido arqueológico así como explicaba Griffin darle significado a objetos encontrados de un grupo particular es imposible; éste se ha perdido para siempre y cualquier sentido etnológico que se le quiera atribuir desaparece en el momento en que ese conjunto de objetos se vuelve parte del archivo arqueológico.

Actualmente, en un sentido generalizado el conjunto de objetos y artefactos que se hallan en el trabajo arqueológico refieren a la cultura arqueológica hallada a través del trabajo etnoarquelogico[8]; compuesta por el conjunto de artefactos y demás elementos materiales que corresponden a una época y un lugar determinados que cuando comparten similitudes, se conforman tipologías que se agrupan en conjuntos.[9] Pero con esto no se quiere decir que tal conjunto sea el reflejo cultural de un grupo concreto y diferenciado de los demás grupos. Aquí una vez más cabe decir que la cultura se refiere únicamente a la gente, a la construcción mental reflejada en tradiciones y costumbres asociadas, y su uso en contextos arqueológicos otorga racionalidad a  simples elementos materiales.[10] La cuestión de la modernidad y los avances tecnológicos que en ella han tenido lugar durante el último siglo, podría hacernos caer en el grave error de determinar que los elementos encontrados en la actualidad, como ciertas marcas famosas de diversos elementos que se utilizan o consumen y que generan cierta uniformidad material universal, son de sujetos que pertenezcan a una misma cultura.

la Nueva arqueología con un fuerte énfasis en el método hipotético deductivo, la cuantificación, los computadores y las estadísticas defendida por Lewis Binford, adopto la definición de Leslie White: “la cultura son los medios extra somáticos del hombre para adaptarse”  La relación entre arqueología y cultura queda evidente ante el caso de las excavaciones de Israel en Beit Shean[11] La experiencia acumulada durante las excavaciones ha determinado los métodos de investigación estratigráfica, acompañados por un meticuloso estudio del desarrollo (tipología) de las formas de las vasijas de cerámica y otros artefactos, gracias a los cuales se puede determinar la fecha de los estratos y los remanentes arqueológicos. En los últimos años, la investigación arqueológica se ha ampliado incluyendo aspectos menos conocidos de las antiguas culturas materiales, tales como nutrición, enfermedades, economía y comercio. Estos logros de la moderna investigación arqueológica son aplicados en docenas de sitios que se excavan año a año.

La arqueología en Israel implica la investigación sistemática de los remanentes del pasado, desde la prehistoria hasta el final del dominio otomano. La abundancia de restos materiales es un indicio de las numerosas civilizaciones que han dejado su huella en esta tierra. Su singular ubicación geográfica influyó en las más antiguas culturas: decenas de miles de años atrás lo que es hoy Israel sirvió de  vía de paso de África a Europa, por la cual transitaron bandadas de cazadores. Sus campamentos y viviendas han sido hallados en el Valle del Jordán y en cuevas del Carmelo y de la Galilea.

En tiempos bíblicos, la Tierra de Israel fue el puente entre las civilizaciones prósperas de Mesopotamia (hoy, Irak) y Egipto. Desde su ocupación por Alejandro Magno, el país ha servido de enlace geográfico y cultural entre Oriente y Occidente.

El trabajo realizado por los arqueólogos, permite percibir a Israel como el hogar del legado espiritual de las religiones monoteístas de hace siglos. Estos restos que se atesoraron bajo la tierra establecen la relación entre pasado, presente y futuro de los judíos. Así mismo, gracias al trabajo arqueológico otras culturas han sido vistas en retrospectiva.

Personalmente, la Arqueología al igual que la antropología guarda una estrecha relación con la cultura. La antropología como la ciencia que estudia el origen, desarrollo, estructura, características y variaciones de la cultura humana tanto de las sociedades del pasado como las del presente. La antropología social es el término más usado en el entorno académico europeo y latinoamericano, siendo Antropología cultural el más usado por los estadounidenses. Históricamente, como lo señala Watson en su Ensayo, la antropología social o cultural procede de la etnología, que se ocupa de coleccionar material que permita describir e interpretar las diversas culturas. E. B Taylor junto con James Frazer, se ocupó de la contrariedad de la difusión de los elementos culturales, de los métodos de transmisión del contenido cultural y de la elaboración de soluciones alternativas a problemas tecnológicos comunes. Al igual que la Arqueología la antropología se enfrenta a un serio problema; el pensamiento humano evolucionó a lo largo de los años así como las creencias religiosas y se difundieron por todo el mundo. Cuando se extienden por ciertos lugares, si éstas son aceptadas por la sociedad, quedan instaladas creando así una nueva cultura, la cultura que va prosperando en esta sociedad en un plazo de tiempo es lo que la antropología social estudia.

Concluyo pues, que el concepto de cultura es una de las herramientas que permiten el estudio de la conducta humana y que tiene múltiples aspectos. Es un concepto muy amplio y general, tanto que nos resulta sumamente funcional a la hora de explicar el comportamiento humano del pasado, principal cometido de la arqueología. La arqueología está ligada desde siempre a la antropología a través del concepto de cultura y de su dinámica a través del tiempo; por esa razón los desarrollos teóricos de antropología y arqueología han ido en paralelo.


[1] Antropólogo inglés, según algunos escritores esta propuesta de Taylor sobre la cultura carece de sentido pues tiene dos debilidades “… Por un lado, sacó del concepto su énfasis humanista al convertir a la cultura en objeto de ciencia. Por el otro, su procedimiento analítico era demasiado descriptivo. “un primer paso para el estudio de la civilización consiste en diseccionarla en detalles, y clasificar éstos en los grupos adecuados” (Tylor). Según esta premisa, la mera recopilación de los “detalles” permitiría el conocimiento de una cultura. Una vez conocida, sería posible clasificarla en una graduación de más a menos civilizada, premisa que heredó de los darwinistas sociales.”

[2] Robert Redfield nació el 4 de diciembre en la ciudad donde se fundó la escuela más importante del pensamiento sociológico durante las primeras décadas del siglo XX: Chicago. Redfield, hizo grandes aportaciones a la antropología porque pudo construir un discurso producto de la combinación entre la teoría antropológica y sociológica durante los trabajos de investigación y de campo que realizó en los años que estuvo en Centroamérica.

[3] científico americano, discípulo de Binford con el que acabó rompiendo totalmente, dedico parte de sus esfuerzos a aplicar la teoría de sistemas como medio para solucionar las lagunas de la arqueología en numerosos aspectos. Su trabajo se desarrolló sobre todo en Mesoamérica y la Polinesia.8 Sin embargo, existe bastante consenso en que Flannery se impuso unos objetivos demasiados ambiciosos y que sus expectativas estuvieron muy lejos de llegar a cumplirse.

[4] profesor de Antropología de la Hawaii Pacific University.

[5] Su obra más divulgada es The Children of Aataentsic, un estudio en dos volúmenes de los pueblos hurones, obra definitiva para la historia y etnografía de ese pueblo, que le dio entre otras distinciones su adopción por la nación Huron-Wendat como miembro honorario.

[6] Defendía que los arqueólogos deberían recuperar toda la información posible sobre los yacimientos, hasta la que pareciera más trivial. También recoger información sobre el contexto paleoambiental y cualquier dato histórico y etnográfico relacionado.

[7] En cursiva desde la fuente original (N. de la T)

[8]La etnoarqueologia es uno de los medios multitudinarios en que los arqueólogos obtienen información relevante para crear y expandir sus inferencias sobre el registro arqueológico, y hacer  esas inferencias más plausibles. La etnoarqueologia puede ser  tan simple como correlacionar detalles descriptivos y funcionales sobre los objetos y los procesos que los arqueólogos frecuentemente encuentran con fuentes de archivo, historias antiguas, exhibiciones de museos y colecciones (…) clásicamente, etnoarqueologia significa diseñar y realizar una investigación etnográfica en uno o más lugares contemporáneos, escogidos por  su relevancia para algún problema arqueológico. “Patty Jo Watson. Revista inversa.

[9] Renfrew, Coli; Bahn Paul. Arqueología, Teorías y métodos y práctica (segunda edición). Madrid, España.

[10] González Marcén, Paloma; Lull, Vicente; Risch, Robert (1992). Arqueología de Europa, 2250-1200 A.C. Una introducción a la “Edad del Bronce” (primera edición). Editorial Síntesis. pp. 16-17,19,24-26.

Categorías: METODOLOGIA | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: